domingo, 28 de junio de 2015

Mi cumpleaños ♥




No puedo creer que acabo de cumplir 21 años. 21 años. Parece que fuera ayer cuando cumplí 16 y estaba emocionada porque era una edad que me gustaba, ¡cómo pasa el tiempo! Sabía que algún día tenía que llegar a esta edad, pero siempre lo veía como algo demasiado lejano y no puedo creer que ya está acá. Es increíble cómo cambian las cosas a medida que pasan los años. Siento que la Sofia que cumplió 16 años y la Sofia de 21 años son personas totalmente diferentes (aunque algunas personas digan que no he cambiado mucho). Y me encanta, creo que estoy cambiando un poco mi forma de ser para bien y estoy cada vez más contenta conmigo misma. 

Nunca he sido de celebrar cumpleaños, realmente no me gustan las fiestas ni ser el centro de atención. Mi cumpleaños siempre ha sido un día común y corriente y estaba bien con ello. Pero hace algunos años -gracias a que algunos amigos de la universidad me convencieron-salgo a algún lado a recibirlo, normalmente el karaoke porque odio bailar.

Este año, días antes, tuve lo que yo le llamo SPC (Síndrome Pre Cumpleaños), y es que siempre que se acerca la fecha de mi cumpleaños comienzo a sentirme un poco desganada, decaída y si en algún momento hice planes, tengo ganas de cancelar todo. Normalmente no sé por qué me sucede eso, simplemente pasa.

Decidí que quería hacer algo y fui con mis amigas de la oficina a un karaoke a recibir mi cumpleaños. En varias veces estuve pensando en cancelar porque no tenía muchos ánimos, pero qué bueno que no lo hice. Honestamente no esperaba pasarla tan bien y divertirme tanto. Cantamos y reímos muchísimo y me sentí muy bien.

El día de mi cumpleaños tenía que trabajar, así que fue un poco aburrido pero en la noche, vino una amiga a saludarme y me trajo cupcakes de regalo. Ella sabe que los amo y realmente apreciéel gesto. Luego, de "sorpresa" - sorpresa en teoría, porque sabía que algo tramaban - llegaron mis amigas de la oficina con más cupcakes para mí y yo feliz porque me encantan. Las cositas siguieron, llegaron algunos familiares para saludarme y después un par de amigas más. No suelo presentar a mis amigos entre sí porque me siento dividida y no sé a quién atender, pero creo que esta vez pudimos conversar todos juntos y pasarla bien.



Honestamente, me siento demasiado agradecida de contar con personas que se interesan por mí. A mis amigas de la oficina las conozco desde hace menos de tres meses, a las demás las conozco desde hace años, pero sin importar el tiempo me hicieron sentir especial y querida y no puedo estar más feliz por ello. Pasé un día bonito y todas esas personas que estuvieron conmigo hicieron que me sienta contenta y que me olvidara de esa sensación de desgano y ni siquiera tuve tiempo de estar triste por personas que ya no son cercanas. Estoy muy contenta de contar con gente que se preocupa por mí o al menos que se acuerden de mí y me hagan sentir bien. Pasé un cumpleaños muy bonito.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta!