lunes, 23 de junio de 2014

Mi cumpleaños.





Mi cumpleaños es el día que menos me emociona en el año. Para mí es simplemente un día como cualquier otro y no porque trate de quitarme la edad o algo parecido, sino que no me gusta ser el centro de atención. Me incomoda bastante.

Normalmente, lo que hago es almorzar con mi familia cercana y en la tarde o noche llegan a visitarme otros familiares y siempre me ha parecido bien. Aunque últimamente, le tengo alergia a la gente y quisiera pasar mi cumpleaños durmiendo nada más (raro, pero cierto). El año pasado, para salir de la rutina, salí al karaoke con mis amigos y la pasé bien así que este año tenía planeado salir con mis amigas -las culis- a recibir mi cumpleaños al Karaoke o a algún lugar parecido; pero fue diferente a lo que pensé..



Ese día, teníamos clase hasta las 11pm y no era seguro si teníamos que exponer. Ellas me hicieron creer que irían así que fui a clase normal y ¡nadie llegó! Yo estaba un poco enojada porque me habían dejado sola en clase y, aunque estaba conversando con otros amigos, no era lo mismo. Al acabar la clase fui a mi casa y cuando llegué vi que las luces estaban apagadas y había luz de velas, pensé que mi mamá estaba haciendo una torta o algo con mis tías, pero cuando entré encontré a mis amigas y a un amigo más ahí con globos y una torta hermosa y me gritaron ¡¡¡¡SORPRESAAA!!!!




Casi me da un infarto, de verdad me asusté pero no podía creer lo que estaba viendo. Nunca me han gustado las fiestas pero siempre que veía en películas o alguien recibía una sorpresa me emocionaba bastante; por dentro siempre había querido que alguien me hiciera eso. Y estaba pasando. Me emocioné muchísimo y no podía estar más feliz. No sé si soy demasiado exagerada pero me sentí tan afortunada y contenta porque se tomaron la molestia de organizar algo lindo pensando en mí y me sentí muy querida. Nadie había hecho algo así por mí, ¡Casi lloro!

Luego de eso me cantaron feliz cumpleaños, comimos y me cambié para salir con ellos. Fuimos al Karaoke como teníamos planeado y me divertí bastante, hasta cantamos Floricienta. Lo único que quería para mi cumpleaños, como siempre, era poder dormir mucho sin que me fastidien. Dormí hasta la 1pm sin que nadie me gritara. Más felicidad imposible <3. El día continuó como siempre, llegó mi familia a saludarme y comí mucha torta. Al final del día llegó una amiga a saludarme y conversamos un buen rato.

Sofia.








 


Fue un muy buen inicio de la nueva década.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta!